Algún día llegarás… Mi Señor

Image

Pasos que me han traído aquí,

pasos recorridos casi sin saber

pasos que me han mostrado lo que soy

más allá  de lo que creía ser.

Y ahora sé que llegarás,

que nuestros pasos  se encontrarán,

que cuando el momento adecuado se presente

llegarás a mi y yo te reconoceré…

Y  te aceptaré.

Mi Ser  te entregaré

todo lo que soy a tu servicio

el control de mi existencia

y de rodillas ante ti

te llamaré  ‘Mi Señor’.

Mari Colette  10 de Enero de 2014

Advertisements

En voz de mi Padre…

Cómo llegan a mí los recuerdos, de mi padre recitando este poema del gran Amado Nervo… cómo la dice aún hoy en día y su voz me vuelve una cría, aquella que se le sentaba en el pie, de aquella pierna cruzada, para que le hiciera “caballito” o le saltaba encima para sentarse en el hueco que a posta hacía al cruzar la pierna, aquella que le robaba el “fondito” de la cerveza y aquella que lo adoraba, tanto como le adora ahora…

EN PAZ

Muy cerca de mi ocaso, yo te bendigo, vida,
porque nunca me diste ni esperanza fallida,
ni trabajos injustos, ni pena inmerecida;

porque veo al final de mi rudo camino
que yo fui el arquitecto de mi propio destino;

que si extraje las mieles o la hiel de las cosas,
fue porque en ellas puse hiel o mieles sabrosas:
cuando planté rosales, coseché siempre rosas.

…Cierto, a mis lozanías va a seguir el invierno:
¡mas tú no me dijiste que mayo fuese eterno!

Hallé sin duda largas las noches de mis penas;
mas no me prometiste tan sólo noches buenas;
y en cambio tuve algunas santamente serenas…

Amé, fui amado, el sol acarició mi faz.
¡Vida, nada me debes! ¡Vida, estamos en paz!

Amado Nervo

hombre-caminando-323x240